A: Abraham es considerado el padre de la nación judía. En Génesis, el fue llamado de su lugar de nacimiento para seguir a Dios. Sus descendientes originalmente se llamaron “hebreos”, proviniente de la palabra hebrea avar que significa “pasar por” porque los hijos de Israel pasaron por el Jordán a la Tierra Prometida.

La palabra “judío” proviene del nombre hebreo “Judá” quien fue uno de los 12 hijos de Jacobo. Su nombre significa “alabanza”.

Los judíos religiosos consideran que una persona es judía si tiene una madre judía o ha pasado por un proceso formal de conversión basada en leyes rabínicas. Según el pensamiento judío, el ser judío no tiene que ver con lo que uno cree o lo que uno hace. Un judío puede ser un ateo o un budista y todavía seguir siendo judío. Por este motivo, el MJBI cree que una persona judía no tiene que convertirse en cristiano para ser un seguidor de Jesús. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” (Juan 1:12)

Para más información, lea:


A: Los judíos mesiánicos son judíos quienes han puesto su fe en Jesús como su Mesias. Le llaman Yeshúa, que significa “salvación” en hebreo. Ellos retienen su identidad, estilo de vida y prácticas judías pero aceptan por completo que Jesús nació de una virgen, que murió, resucitó y ascendió al cielo. Ellos le aceptan como el Mesías y Redentor de Israel y de las naciones esperado por mucho tiempo por el pueblo judio. Los judíos mesiánicos disputan la idea de que cuando los judíos ponen su fe en Yeshúa tienen que convertirse en cristianos.


A: Los nombres son importantes. Todos queremos que nos llamen por nuestro primer nombre o apodo. Una muestra de tener una relación con otra persona es utilizar su nombre correcto. Yeshúa es el nombre que Jesús utilizó cuando vivió en la tierra, y la Escritura nos dice que es mucho más que eso – hay poder cuando dos o más personas se unen y oran en su nombre.

El idioma hebreo es muy importante para el pueblo judío. Es muy dificil separar su idioma, cultura y tradiciones. Aunque el hebreo se habla hoy como un idioma moderno, sigue siendo una lengua con raíces antiguas y una fuerte historia litúrgica. Cuando una persona judía acepta la revelación de Yeshúa, su nombre en hebreo llega a ser más dulce, más íntimo. “Yeshúa” proviene de la raíz que significa “salvación”. Otro nombre que proviene de la misma raíz es Josué.


A: Algunos judíos y cristianos quedan atónitos al descubrir que Jesús, los discípulos de Jesús y los apóstoles eran judíos. De hecho los primeros seguidores del cristianismo eran judíos, ¡aunque no se llamaba “cristianismo” en ese tiempo! Después de la resurrección y ascensión de Jesús, los griegos y los gentiles fueron añadidos al cuerpo de creyentes que aceptaron a Jesús, pero los primeros seguidores eran judíos en todos los aspectos. El cristianismo y el judaísmo parecen ser completamente opuestos, pero las creencias, estilo de vida y prácticas cristianas están arraigadas en el judaísmo.

Los cristianos tienen una gran deuda de gratitud hacia el pueblo judío. A lo largo de los siglos ellos nos dieron nuestro Salvador, la Biblia, los patriarcas, los Diez Mandamientos y el ejemplo inspirador de la tradición familiar y las bendiciones judías


A: En los primeros años después de la ascensión de Jesús y a la medida que el judaísmo mesiánico empezó a crecer, los creyentes gentiles rechazaron a los creyentes judíos. A veces les llamaban herejes porque continuaban viviendo como judíos, con tradiciones y prácticas judías. Estas prácticas son bíblicas y generalmente no contradicen las Escrituras, por ejemplo el guardar el Shabat, los días festivos judíos, etc. Por siglos, este malentendido causó una gran barrera entre los cristianos gentiles y los judíos, resultando en la persecución y muerte de miles de judíos por cristianos. Culminó en el Holocausto en la década de los años cuarenta.

Aunque el mundo, especialmente Alemania, se concientizó y a veces sentía pena por los actos del Holocausto, este sentimiento no ha parado el antisemitismo. El antisemitismo está creciendo en casi todos los países alrededor del mundo. Tiene un nuevo nombre – “antisionismo” – y se está promoviendo por otros grupos étnicos que dicen que Israel no tiene el derecho de existir. Ésta oposición actual en contra del pueblo judío sigue siendo la misma batalla.

Los creyentes en Jesús son mandados a bendecir al pueblo judío. Hay una bendición acompañada de una promesa, y una maldición por no obedecer este mandato. Génesis 12:1-3 nos dice que Dios bendecirá a los que bendicen Israel y maldecirá a aquellos que le maldicen.


A: A continuación hay siete maneras que uno puede bendecir al pueblo judío:

  1. Orar por la paz de Jerusalén.
  2. Orar por los judíos creyentes viviendo en Israel y alrededor del mundo.
  3. Orar que Dios traiga judíos a su camino.
  4. Aprender sobre las fiestas judías.
  5. Explicar a su familia y amigos por qué deben de apoyar a Israel.
  6. Ponerse a cualquier forma de antisemitismo dentro y fuera de la Iglesia.
  7. Dar a los judíos pobres y apoyar a los ministerios judíos alrededor del mundo que creen que Jesús es el Mesías.

A: Los judíos, gentiles, aún los musulmanes dicen que Jesús era un rabino bueno, un buen maestro, un gran profeta o una figura histórica inspiradora. Después del paso de más de 2000 años, Jesús sigue siendo tan controversial como en el primer siglo. Nosotros en el MJBI creemos que Jesús es exactamente quien dijo que era. Él es el camino, la verdad y la vida, como los es documentado en la Escritura y confirmado por las experiencias de miles de creyentes judíos y gentiles a lo largo de los siglos.

Según las Escrituras:

  1. Jesús nació de una virgen. Mateo 1:22-23 cumple la profecía de Isaías 7:14.
  2. Jesús nació en Belén. Mateo 2:4-6 cumple la profecía de Miqueas 5:2.
  3. Jesús era de la descendencia de David. Lucas 3 cumple las profecías de Jeremías 23:5, 33:17; Ezequiel 34:23-24; II Sam. 7:14; I Chr. 17:11-14, 22:9-10, 28:4-6.
  4. En la cruz, la costilla de Jesús fue traspasada. Juan 19:33-37 cumple la profecía de Zacarías 12:10.
  5. Jesús fue el Siervo Sufriente. Juan 12:37-38; Hechos 8:30-35; 1 Pedro 2:21-25 cumple la profecía de Isaías 52-53.
  6. Jesús es Dios. Juan 8:58 cumple la profecía de Isaías 9:6.

Los vínculos en inglés a continuación le ayudarán a contestar sus preguntas:


A: A lo largo de los siglos, decenas de miles de judíos han llegado a creer en Jesús como su Mesías. De hecho, una estimación conservadora es que existen más de 15,000 creyentes judío mesiánicos sólo en Israel. Si un judío no ha aceptado a Jesús, no ha indagado por sí mismo los hechos de su vida, historia y legado.

A continuación se sugieren algunos libros sobre el tema:

  • Who is Jesus? (¿Quién es Jesús?) por el Dr. Michael Brown
  • There Must be Something More! (¡Tiene que haber algo más!) por Sid Roth
  • They Thought for Themselves (Pensaron por sí mismos) por Sid Roth
  • Yeshua: Who is He? (Yeshúa: ¿quién es?) por el Dr. Michael Brown
  • Jewish Objections to Jesus, 4 volumes (Objeciones judías sobre Jesús) por el Dr. Michael Brown

Video: : Messianic Jewish Believers in Israel (Creyentes judío mesiánicos en Israel)


A: “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.” (Génesis 12:1-3)

En realidad, ¡el pueblo judío ha sido una bendición para todas las familias de la tierra!

Vea las estadísticas a continuación:

La población judía global es de aproximadamente 14,000,000 (14 millones) o 0,02% de la población mundial. Ellos han recibido los siguientes Premios Nobel:

Literatura:

1910 – Paul Heyse
1927 – Henri Bergson
1958 – Boris Pasternak
1966 – Shmuel Yosef Agnon
1966 – Nelly Sachs
1976 – Saul Bellow
1978 – Isaac Bashevis Singer
1981 – Elias Canetti
1987 – Joseph Brodsky
1991 – Nadine Gordimer World

Paz:

1911 – Alfred Fried
1911 – Tobias Michael Carel Asser
1968 – Rene Cassin
1973 – Henry Kissinger
1978 – Menachem Begin
1986 – Elie Wiesel
1994 – Shimon Peres
1994 – Yitzhak Rabin

Física:

1905 – Adolph Von Baeyer
1906 – Henri Moissan
1907 – Albert Abraham Michelson
1908 – Gabriel Lippmann
1910 – Otto Wallach
1915 – Richard Willstaetter
1918 – Fritz Haber
1921 – Albert Einstein
1922 – Niels Bohr
1925 – James Franck
1925 – Gustav Hertz
1943 – Gustav Stern
1943 – George Charles de Hevesy
1944 – Isidor Issac Rabi
1952 – Felix Bloch
1954 – Max Born
1958 – Igor Tamm
1959 – Emilio Segre
1960 – Donald A. Glaser
1961 – Robert Hofstadter
1961 – Melvin Calvin
1962 – Lev Davidovich Landau
1962 – Max Ferdinand Perutz
1965 – Richard Phillips Feynman
1965 – Julian Schwinger
1969 – Murray Gell-Mann
1971 – Dennis Gabor
1972 – William Howard Stein
1973 – Brian David Josephson
1975 – Benjamin Mottleson
1976 – Burton Richter
1977 – Ilya Prigogine
1978 – Arno Allan Penzias
1978 – Peter L Kapitza
1979 – Stephen Weinberg
1979 – Sheldon Glashow
1979 – Herbert Charle s Brown
1980 – Paul Berg
1980 – Walter Gilbert
1981 – Roald Hoffmann
1982 – Aaron Klug
1985 – Albert A. Hauptman
1985 – Jerome Karle
1986 – Dudley R. Herschbach
1988 – Robert Huber
1988 – Leon Lederman
1988 – Melvin Schwartz
1988 – Jack Steinberger
1989 – Sidney Altman
1990 – Jerome Friedman
1992 – Rudolph Marcus
1995 – Martin Perl
2000 – Alan J. Heeger

Económica:

1970 – Paul Anthony Samuelson
1971 – Simon Kuznets
1972 – Kenneth Joseph Arrow
1975 – Leonid Kantorovich
1976 – Milton Friedman
1978 – Herbert A. Simon
1980 – Lawrence Robert Klein
1985 – Franco Modigliani
1987 – Robert M. Solow
1990 – Harry Markowitz
1990 – Merton Miller
1992 – Gary Becker
1993 – Robert Fogel

Medicina:

1908 – Elie Metchnikoff
1908 – Paul Erlich
1914 – Robert Barany
1922 – Otto Meyerhof
1930 – Karl Landsteiner
1931 – Otto Warburg
1936 – Otto Loewi
1944 – Joseph Erlanger
1944 – Herbert Spencer Gasser
1945 – Ernst Boris Chain
1946 – Hermann Joseph Muller
1950 – Tadeus Reichstein
1952 – Selman Abra ham Waksman
1953 – Hans Krebs
1953 – Fritz Albert Lipmann
1958 – Joshua Lederberg
1959 – Arthur Kornberg
1964 – Konrad Bloch
1965 – Francois Jacob
1965 – Andre Lwoff
1967 – George Wald
1968 – Marshall W. Nirenberg
1969 – Salvador Luria
1970 – Julius Axelrod
1970 – Sir Bernard Katz
1972 – Gerald Maurice Edelman
1975 – Howard Martin Temin
1976 – Baruch S. Blumberg
1977 – Roselyn Sussman Yalow
1978 – Daniel Nathans
1980 – Baruj Benacerraf
1984 – Cesar Milstein
1985 – Michael Stuart Brown
1985 – Joseph L. Goldstein
1986 – Stanley Cohen [& Rita Levi-Montalcini]
1988 – Gertrude Elion
1989 – Harold Varmus
1991 – Erwin Neher
1991 – Bert Sakmann
1993 – Richard J. Roberts
1993 – Phillip Sharp
1994 – Alfred Gilman
1995 – Edward B. Lewis

TOTAL: CIENTO VEINTINUEVE (129)


A: La habilidad intelectual de Albert Einstein le hizo un ícono para las disciplinas de las ciencias. Como judío, Einstein tenía una perspectiva distintiva de Jesús, el Nuevo Testamento y la Iglesia. A continuación se encuentra un extracto de una entrevista hecho por el Saturday Evening Post el 26 de octubre de 1929:

“¿A qué grado es usted influenciado por el cristianismo?”

“De niño, recibí enseñanzas de la Biblia y del Talmud. Soy judío pero estoy fascinado con la figura luminosa del Nazareno.”

“¿Ha leido usted el libro de Emil Ludwig sobre Jesús?”

“El Jesús de Emil Ludwig es superficial. Jesús es demasiado colosal para la pluma de un fanfarrón, no importa cuán ingenioso sea. Ningún hombre puede deshacerse del cristianismo con un comentario bueno.”

“¿Acepta usted la existencia histórica de Jesús?”

“¡Sin duda! Nadie puede leer los evangelios sin sentir la presencia de Jesús. Su personalidad pulsa en cada palabra. Ningún mito se puede llenar con semejante vida.”
En una carta al obispo episcopal Edward R. Wells en 1945, Einstein escribió lo siguiente acerca del comportamiento de la Iglesia Cristiana durante el Holocausto:

“Siendo un amante de la libertad … esperé que las universidades la defendieran, sabiendo que ellas siempre habían expresado su devoción a la causa de la verdad; pero no, las universidades inmediatamente fueron silenciadas. Después esperé que hicieran algo los grandes editores de los periódicos cuyos editoriales formidables en otros tiempos habían proclamado su amor por la libertad, pero ellos, como las universidades, fueron silenciados en unas cuantas semanas cortas. Sólo la Iglesia se paró firmemente frente a la campaña de Hitler para suprimir la verdad. Nunca antes había tenido un interés especial en la Iglesia, pero ahora tengo gran afecto y admiración porque sólo la Iglesia tuvo el valor y la persistencia para defender la verdad intelectual y libertad moral. Me siento obligado a decir que lo que alguna vez odiaba, ahora alabo sin reservas.” ~Baltimore Evening Sun, 13 de abril de 1979.

Esta es la perspectiva de un judío acerca de Jesús. Soy consciente de que hay muchas opiniones de Jesús en el mundo judío. Algunos lo odian, otros le admiran desde lejos, otros son creyentes en secreto, y otros le siguen de manera radical.

El profeta Zacarías dijo de su propio pueblo que un día llorarán por el que han traspasado. Sea judío o gentil, todos nuestros pecados han traspasado a Jesús.

Parece que Einstein casi fue persuadido a creer en Jesús como el rey Agripa en el libro de los Hechos.

En su “fascinación con el Nazareno luminoso”, me pregunto: ¿Einstein alguna vez consideró que “Jesús fue traspasado?”

¡Reciba nuestras noticias!

Síganos

  • Revista Zealous

    Otoño 2018