¡VIENTO, FUEGO Y HUMO!

Por rabino Matt Rosenberg
‹ Volver a Blog
Publicado en Festividades JudíasShavuot sobre 17 de mayo de 2017

La festividad judía de Shavuot es el mayor testamento de la fidelidad de Dios hallado en el calendario hebreo. La palabra Shavuot literalmente significa “semanas”, porque contamos siete semanas más un día (cincuenta días) desde Pésaj (Pascua) hasta el día de Shavuot.Para muchos cristianos, Shavuot se conoce como Pentecostés, que en griego significa, el “ quincuagésimo día” o día cincuenta.

También fue el día en que los discípulos originales de Yeshúa (Jesús) se reunieron en el Templo en Jerusalén y recibieron el Espíritu Santo. La mayoría de la gente que cree en la Biblia está familiarizada con Pascua, el Éxodo y el hecho de que tanto la muerte como la resurrección de Yeshúa tuvieron lugar durante la Pascua. No obstante, la importancia de Shavuot y su conexión con las festividades que le preceden son mucho menos conocidas o comprendidas.

En la Torá, Pésaj y Shavuot están conectadas por la cuenta de cincuenta días, llamada la Cuenta del Omer. En Levítico 23:15-16, encontramos uno de los varios lugares que nos enseñan sobre estos importantes días:

“Entonces han de contar, partir de la mañana siguiente al Shabat, a partir del día en que traigan el omer de la ofrenda mecida, siete Shabatot completos. Hasta la mañana siguiente al séptimo Shabat, han de contar cincuenta días y entonces presentar una ofrenda de grano nuevo a Adonai.” (Traducción libre, con base en la versión inglesa TLV)</em

Así, contamos cincuenta días desde el 16 de Nisán, un día después del día de Pascua (15 de Nisán) en el calendario hebreo. Muchos maravillosos eventos bíblicos ocurrieron durante estos cincuenta días; entre ellos está la apertura del Mar Rojo (o “Mar de los juncos”, como se conoce en hebreo), la provisión de maná desde los cielos y de codornices por parte de Dios a los israelitas. En el Nuevo Testamento, un resucitado Yeshúa se apareció a sus discípulos (incluyendo Pedro, Tomás y Juan), así como a otros quinientos, durante un período de 40 días tras su muerte (Hechos 1:3). La culminación de estos eventos se dio en el día cincuenta, Shavuot, cuando los discípulos fueron llenos del Espíritu Santo en el Templo en Jerusalén (Hechos 2). Shavuot es también en día en que se cree que Dios entregó la Torá a Moisés en el Monte Sinaí.

No podría decir cuántas veces he escuchado a predicadores decir que Hechos 2 es cuando Dios decidió hacer algo completamente nuevo (es decir, el inicio de la Iglesia) y dejar al pueblo judío atrás. Las Escrituras no reflejan esto. De hecho, al ver Hechos 2:5 encontramos que ¡lo opuesto es cierto! El pasaje dice,

“He aquí, judíos se quedaban (esto es, pernoctaban) en Jerusalén, hombres piadosos procedentes de todas las naciones de la tierra.”

La mayoría de los hombres mencionados en Hechos 2 eran judíos,

“Partos, medas y elamitas, y los que habitaban en Mesopotamia, Judea y Capadocia, el Ponto y Asia, Frigia y Panfilia, Egipto y regiones de Libia cercanas a Cirene, y visitantes de Roma (tanto judíos como prosélitos), cretences y árabes…”

¿Por qué había tantos judíos y hombres temerosos de Dios en Jerusalén adorando a Dios cincuenta días después de que Yeshúa resucitara de la muerte? Simplemente porque estaban ordenados a estar ahí cada año, cincuenta días después de Pésaj, para la celebración de Shavuot.

¡No sucede nada “nuevo” en Hechos 2!

Una afirmación atrevida, lo sé. El texto nos muestra que, en vez de la creación de una nueva entidad (la Iglesia), Dios está cumpliendo las promesas que hizo a Israel, a su pueblo. Cierto, experimentaron la llenura del Espíritu Santo, pero mucho de lo registrado en el libro de los Hechos había sucedido antes en ese mismo día del calendario judío. De hecho, tradicionalmente Moisés recibió la Torá en el Monte Sinaí en ese mismísimo día, Shavuot, así que existe una relación inequívoca entre el que los discípulos fuesen llenos del Espíritu Santo y Moisés recibiese la Torá en el Monte Sinaí. En Éxodo 19:16-19, Moisés escribe:

“En la mañana del tercer día, hubieron truenos y rayos, una espesa nube en la montaña, y el sonido de un muy estruendoso shofar. Todo el pueblo en el campamento tembló. Entonces, Moisés sacó al pueblo del campamento para encontrarse con Dios y allí estuvieron, al pie de la montaña. He aquí, todo el Monte Sinaí estaba lleno de humo pues Adonai había descendido sobre él con fuego. El humo ascendía como humo desde un horno. Toda la montaña se sacudía grandemente. Cuando el sonido del shofar se hizo más y más fuerte, Moisés habló y Dios le respondió con un sonido estruendoso.”

Comparemos lo sucedido en Shavuot en días de Moisés (arriba) con lo sucedido a los discípulos de Yeshúa en Hechos 2:1-4 en el Shavuot posterior a su muerte, resurrección y ascensión a los cielos:

“Al llegar el día de Shavuot, estaban todos reunidos en un lugar. De pronto, vino del cielo un sonido como de violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa en la que se hallaban. Entonces, lenguas como de fuego esparciéndose se les aparecieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Ruaj HaKodesh y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Ruaj les concedía expresarlas.”

Las similitudes son intencionales. Viento, fuego, el monte Sinaí (Éxodo), el monte del Templo (Hechos). Cuando Pedro predica a la gente en Hechos no dice, “chicos, ¡esta es una cosa completamente nueva! Dejemos de hacer todo lo que hemos estado haciendo y empecemos una nueva religión, con un nuevo pueblo de Dios.” En lugar de eso, le recuerda a quienes lo escuchan,
“Compatriotas judíos y todos quienes se encuentran en Jerusalén, quiero que sepan lo siguiente, presten atención a mis palabras.”

Pedro cita al profeta Joel, habla de la muerte y resurrección de Yeshúa, habla de dos distintos salmos y del rey David, y termina con Hechos 2:36,“¡Por tanto, sepa con certeza toda la casa de Israel que Dios lo ha hecho a él—a Yeshúa a quien ustedes crucificaron—Señor y Mesías!”

Interesante que diga “toda la casa de Israel”, porque la frase kol Yisrael (literalmente, “todo Israel”) es muy importante a través de las Escrituras hebreas, dado que lo que Dios hace lo hace para todo el pueblo, representado por esos judíos devotos que acudían a adorar en Shavuot.

Si el libro de los Hechos o cualquier otra parte del Nuevo Testamento se convierte en vehículo para desplazar al pueblo judío, entonces cualquiera que crea en el Dios de Israel está en problemas. Si toda esa historia de Yeshúa y sus discípulos puede desconectarse de los judíos y del judaísmo, entonces el Dios de Israel se vuelve inconsistente y poco digno de confianza. El punto de la historia es comunicar tanto continuidad como el cumplimiento de las promesas de Dios para con Israel y el pueblo judío. Es también un recordatorio de nuestra responsabilidad como judíos de contar a los gentiles (las naciones) que nuestro Dios es digno de confianza, y que cualquier persona, de cualquier nación, que invoque a Yeshúa para salvación, también puede volverse parte de la familia de Dios por siempre. Es por eso que Pascua, la Cuenta del Omer y Shavuot, son más que fechas en el calendario judío; son toda una temporada de cosas increíbles que Dios ha hecho para hacerse conocer delante del mundo.

En Restoration, en Seattle, celebramos Pésaj con séders (comidas) y llevamos la Cuenta del Omer. ¡El día de Shavuot celebramos haciendo un gran día de campo! Cada uno traemos una ofrenda especial en el día de Shavuot, un día para traer nuestras primicias como ofrenda al Señor. Shavuot es el día perfecto para celebrar la fidelidad de Dios para con el pueblo judío, y para con cualquiera, de cualquier nación, que haya invocado el nombre de Yeshúa para salvación.
————————
Matt Rosenberg es rabino y Capitán Magnífico de Restoration en Seattle, EE.UU. Vive en Seattle con su esposa Laura y sus tres hijos. Restoration es una sinagoga mesiánica cuya misión es guiar a las personas a ser devotos seguidores de Yeshúa. Para conocer más, visite ShalomSeattle.com También puede seguir tanto a Matt como a Restoration en Facebook, Twitter e Instagram.
————————
Si desea una auténtica receta de la cocina de la mamá yídish, haga clic aquí: La Cocina de la Mamá Yídish


¡Reciba nuestras noticias!

Síganos

Revista Zealous

OTOÑO 2019