JANUCÁ

Por Equipo del MJBI
‹ Volver a Blog
Publicado en Festividades JudíasJanucá sobre 24 de febrero de 2017

Janucáes la palabra hebrea para “dedicación”. Lacelebración judía de ocho días que lleva ese nombre—también se le llama el Festival de las Luces—recuerda la dedicación del Templo en Jerusalén después de que fuese recuperado por las fuerzas judías de YehudáMacabeoen el año 164 a.C.

El rey sirio Antíoco IV Epífanes (un predecesor del Anticristo, predicho en Daniel 11:21), buscando coercer a los judíos para que abandonaran su religión y cultura por las de Grecia, había emitido edictos prohibiendo la circuncisión y la observancia de los días de descanso y días de fiesta judíos. Había profanado el Santo Templo al ofrecer un cerdo en el altar y erigir en el santuario una estatua de Zeus.

Como se describe en el primer libro de los Macabeos (una narración de historia judía que se encuentra en los libros apócrifos), una revuelta fue desatada, teniendo como líder al sacerdote Matatías y más tarde a su hijo Yehudá (Judas) Macabeo. Ello llevó a la derrota de las fuerzas sirias y el Templo profanado fue limpiado y re-dedicado. Otra narración relata cómo durante esta limpieza quedó suficiente aceite santificado para hacer arder la menoráúnicamente una noche—pero ocurrió un milagro y ésta continuó ardiendo por ocho días. El victorioso guerrero Yehudá ordenó “que los días de la dedicación del altar deben ser guardados en su tiempo cada año, por un período de ocho días, desde el vigésimo quinto día del mes de Kislev, con alegría y regocijo” (1 Macabeos 4:59). Hoy en día, parte de la celebración incluye el uso de una menoráespecial de ocho brazos (o ramas), dentro de los cuales cada noche progresivamente se coloca una nueva lámpara de aceite o una vela para que ardan. Cada luz es encendida con la flama de un brazo (o rama) separado, llamado el shamash—“siervo”.

 

 


¡Reciba nuestras noticias!

Síganos

Revista Zealous

OTOÑO 2019