PURIM: GOZO, ATREVIMIENTO Y LA ESTRELLA DE LA MAÑANA.

Por rabino David Rudolph
‹ Volver a Blog
Publicado en Festividades JudíasPurim sobre 15 de marzo de 2016

Purimes el más alegre de todos los festivales judíos. ¿Porqué? ¡Me alegra que me haya preguntado! Déjeme contarle la historia.

Hace muchas lunas, en la tierra de Persia donde nuestro pueblo estaba exiliado, vivía una hermosa mujer llamada Ester, quien arriesgó todo para salvar a su pueblo. Ester capturó la imaginación de los judíos a través de los tiempos hasta el punto de que un libro de la Biblia fue nombrado en su honor. Aunque el nombre de Dios nunca se menciona explícitamente en el libro de Ester, vemos su mano guiando cada página, desde la cadena de eventos que llevaron a Ester a casarse con el rey de Persia, pasando por Mardoqueo (el primo de Ester) enterándose de forma providencial de un complot para asesinar el rey y posteriormente salvándolo, hasta la liberación divina ocurrida el día trece del duodécimo mes de Adar, un día previamente designado para la aniquilación de todos los judíos en Persia.

Hitler no fue el primero en proponer la idea de una “solución final”. Mucho antes de Hitler hubo un hombre malvado llamado Amán, un descendiente de los amalecitas (los acérrimos enemigos de Israel), que ideó un plan diabólico para exterminar a todos los judíos persas el 13 de Adar, y convenció al rey Asuero (Jerjes) de apoyar dicho plan. Sin embargo, en lugar de que los judíos de Persia fuesen destruidos el 13 de Adar, las tornas se volvieron y, en cambio, Amán y sus malvados secuaces fueron destruidos. La Meguilá(el rollo de Ester) nos dice que ella persuadió al rey de salvar a su pueblo. El rey no podía, por ley, derogar su orden de aniquilación, por lo que emitió una segunda orden: que los judíos habrían de aniquilar a los aniquiladores. ¡Qué drama! Así es como nuestro pueblo respondió cuando escuchó las buenas nuevas:

Y en todas las provincias y ciudades a las que llegó el decreto del rey, los judíos se veían alegres y gozosos, y fue un día de banquete y de placer(…) El día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar, debía ser ejecutado el decreto del rey, que ordenaba que los judíos debían ser exterminados por sus enemigos. Pero sucedió todo lo contrario, porque fueron los judíos los que se vengaron de quienes los aborrecían.” (Ester 8:17-9:1, RVC)

En medio del gozo y alegría de ese día, y en los días subsecuentes, Mardoqueo estableció un nuevo festival llamado Purim,que debía ser observado por su pueblo en las generaciones venideras. Sería una fiesta alegre en memoria de la liberación de Dios. Observe cuántas veces aparece la palabra hebrea simjá(gozo) en el texto que antecede a la proclamación del nuevo festival:

“Esto sucedió el día trece del mes de Adar, y el día catorce del mismo mes descansaron y lo declararon día de banquete y de alegría.”

“Los judíos que estaban en Susa se juntaron los días trece y catorce del mismo mes, y el día quince del mismo mes descansaron y lo declararon día de banquete y de alegría.”

“Por eso desde entonces los judíos que viven en las aldeas y en villas sin murallas celebran el día catorce del mes de Adarcomo un día de alegría y de banquete; es para ellos un día de regocijo, en el que cada uno comparte su comida con su vecino.”

“Mardoqueo escribió todo esto, y envió cartas a todos los judíos que vivían en todas las provincias del rey Asuero, cercanos y lejanos. Les ordenó celebrar cada año los días catorce y quince del mes de Adar, como los días en que los judíos se libraron de sus enemigos para vivir en paz, y como el mes en que la tristeza se cambió en alegría y el luto en un día feliz. Les ordenó declararlos días de banquete y de alegría, y de compartir cada uno su comida con su vecino, y de ayudar a los pobres(…)

Y estos días serían recordados y celebrados por todas las generaciones, familias, provincias y ciudades. Los días de Purimno dejarían de ser observados por los judíos, ni sus descendientes dejarían jamás de celebrarlos.” (Ester 9:17-22; 9:28)

El gozo de Purimcontinúa siendo expresado hoy en día en las comunidades judías de todo el mundo. Tenemos Purimspiels(representaciones teatrales) en las que se lee la Meguilácon vítores cuando se mencionan los nombres de Ester y Mardoqueo, y abucheos ahogados por el sonido de las matracas (hacedores de ruido) cuando el nombre de Amán es pronunciado. Esto es para cumplir simbólicamente las palabras de Deuteronomio 25:19, «borrarás de debajo del cielo la memoria de Amalec.”

Las sinagogas albergan carnavales de Purimen los que niños y adultos se visten como personajes de esta historia—a mis hijas les encantaba vestirse como la reina Ester, ¡o la reina Vasti!—y , por supuesto, ¿cómo tener una fiesta de Purimsin canciones de Purimy nuestras queridas hamantaschen, esto es, galletas hechas en forma triangular con diversos rellenos dulces para recordar los bolsillos llenos, las orejas o el sombrero  de Amán—según la tradición de cada familia. ¡Personalmente, las hamantaschen de manzana de mi esposa Harumi son mis favoritas!

Si bien Purimes divertido y lleno de alegría, también es un festival con profundo significado espiritual. Por ejemplo, cabe destacar que la heroína de nuestra historia tenía dos nombres: Hadasáy Ester. El Midrashnos dice que Hadasá(que significa “mirto”) era su nombre hebreo, porque el mirto es una planta con un olor dulce y un sabor amargo (Ester Rabá 6.5). Hadasáesparció un dulce aroma a aquellos a su alrededor, a través de sus buenas acciones y audaz testimonio del Dios de Israel, pero para quienes andaban en la oscuridad, como Amán, ella dejó un sabor amargo.

Ester era su nombre persa. El Targumde Ester (una especie de paráfrasis judía de la historia) y el Talmudrelacionan el nombre de Ester a la palabra persa setaré(que significa “estrella”) y explican que Ester era tan bella como la Estrella de la Mañana, el planeta Venus.

El Midrashnos dice que “ella era como una estatua que miran mil personas y todas admiran por igual”. R. Nehemías dijo: “Pusieron a las mujeres medas de un lado y a las persas al otro lado, y ella era más hermosa que todas ellas” (Ester Rabá 6.9).

Debido a que el nombre de Ester se identifica con la Estrella de la Mañana, nuestros rabinos conectaron sus actos de valentía al servir al Señor con el Salmo 22. ¿Por qué el Salmo 22? Porque el título del salmo dice: «Al músico principal. Sobre Ajeletsahar«, que puede traducirse como “estrella de la mañana”. En otras palabras, nuestros rabinos vieron este salmo como el salmo de Ester y creyeron que ella lo encarnó en su propia vida. Creo que esta tradición es muy significativa porque el Salmo 22 es un salmo mesiánico que Yeshúa(quien se refiere a sí mismo como “la brillante estrella de la mañana” en Apocalipsis 22) encarnó en su propia vida.

El primer versículo del salmo dice: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» Yeshúadijo esto a su padre en el cielo, el Rey de Reyes, cuando se enfrentaba al clímax de su ministerio en la tierra, salvar a su pueblo de sus pecados dando su vida en el madero, la cruz. De forma similar, la tradición judía nos dice que cuando Ester se presentó ante el rey para salvar a nuestro pueblo, cuando entró en la sala del trono del rey, ella (la estrella de la mañana de nuestro pueblo) le dijo al Señor: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Si esta tradición es confiable, entonces Ester, como Yeshúa,probablemente estaba meditando sobre el significado de todo el salmo, que es una alabanza a Dios, el Rey, como salvador de Israel. El Salmo 22:3-5 continúa diciendo:

“Sin embargo, tú eres santo, estás entronizado en las alabanzas de Israel. Nuestros antepasados confiaron en ti y los rescataste. Clamaron a ti, y los salvaste; confiaron en ti y nunca fueron avergonzados.”

Podemos imaginar a Ester teniendo esta fe en Dios como su salvador, mientras se presentaba delante del rey. Podemos imaginarla orando en ese momento, cuando su vida pendía de un hilo, que el Señor librara a su pueblo y salvara a Israel.

Durante este tiempo gozoso de Purim, reflexionemos sobre la santa audacia de la estrella matutina de Israel, Ester, quien arriesgó su vida para salvar a nuestro pueblo. Proverbios 31 dice: “El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada”. Seamos inspirados por las cualidades del mirto halladas en Hadasá, la dulzura de sus buenas obras y su testimonio, que le ganó favor pero también provocó una amarga respuesta de aquellos quienes andaban en oscuridad.

En el Talmud se dice que aquel que sueñe con el libro de Ester verá milagros en esta vida (Berajot57b). Que todos soñemos con estos eventos que tuvieron lugar hace mucho tiempo, y que nos hagan ser mucho más devotos de nuestro Mesías, la máxima estrella de la mañana de Israel.


Por el Dr. y rabino David Rudolph – Director de estudios judíos mesiánicos de la universidad King’s University

Si desea una auténtica receta de la cocina de la mamá yídish, haga clic aquí: La Cocina de la Mamá Yídish.


¡Reciba nuestras noticias!

Síganos

Revista Zealous

Otoño 2018